//Invitadas y damas de honor

Invitadas y damas de honor, una boda en femenino

En una boda, el sexo femenino suele tener un papel importante. Empezando por la novia que es la gran protagonista, seguido por la hermana de la novia, la madre del novio, las invitadas y las damas de honor. Entre ellas se busca a la más guapa, a la mejor vestida, a la que lleva el tocado o el peinado más favorecedor, a la que se sube a unos tacones de vértigo… La boda se convierte en esa competencia amistosa entre las más recordadas, dejando muchas veces en segundo plano al novio y a los acompañantes masculinos.

Para las invitadas en sí, una boda es una ocasión especial y una oportunidad perfecta para ponerse un vestido o un traje que les haga sentir espectacular.

Si hablamos de las invitadas más especiales, las damas de honor, el protagonismo aún es mayor, ya que son las mejores amigas de la novia, las elegidas para acompañarla y ayudarla en un día tan especial.

Cuando hablamos de damas de honor, enseguida pensamos en las bodas americanas, pero cada vez más en cualquier boda del mundo tienen presencia estas invitadas especiales, si así lo desea la novia.

Las claves de los vestidos de las invitadas

A la hora de elegir el look de invitada de una boda es tan importante el color como el diseño. Las invitadas tienen carta abierta a poder elegir si lucen vestido, dos piezas de falda y cuerpo, pantalones, etc., según sus preferencias. En cuanto a los colores prohibidos no son solo el blanco y, en su extensión, el blanco roto o el beige. Es verdad que el blanco suele ser el color elegido por la mayoría de las novias, pero las tendencias se abren cada vez más y hay novias algo más atrevidas que se decantan por tonos pastel. Por eso es mejor evitar estas tonalidades y decantarte por colores más fuertes, como rojos, azules, amarillos, rosas, etc.

Si hablamos del negro, la tendencia también ha cambiado. Antes era un color muy asociado a ceremonias de fallecimientos. Ahora, en una boda, es sinónimo de elegancia. De todas maneras, para no parecer muy seria, siempre es buen consejo combinarlo con otro color. En este caso, y por contradictorio que parezca, la combinación de los dos colores “prohibidos” como el blanco y negro, suele ser una elección elegantísima, favorecedora y muy acertada.

Si hablamos de bodas civiles, celebradas en un juzgado, suele ser habitual que las novias se permitan la licencia de no recurrir al blanco para casarse si no quieren. En este caso, tú como invitada a este tipo de enlace, puedes averiguar si la novia va a vestir o no de blanco y en caso negativo, ya sabes que ese tono “queda libre” para tu vestido. Aunque igualmente se recomienda que lo combines con algún otro color y que el blanco, en todo caso, no sea el predominante.

Por contradictorio que parezca, la combinación de los dos colores “prohibidos” como el blanco y negro, suele ser una elección elegantísima, favorecedora y muy acertada para las invitadas.

¿Cómo deben ir vestidas las damas de honor?

Es decisión de la novia tener o no damas de honor en su boda. En caso afirmativo, las debe seleccionar motivada por razones sentimentales porque el papel de éstas es el de su proximidad a la novia: su hermana, su mejor amiga, su compañera de la universidad, etc. ¿Qué sucede? Que pueden o no conocerse, pero lo que está claro es que son mujeres con gustos  muy personales, quizás contrapuestos, y hay que tratar de encontrar un punto en común a la hora de elegir el que será su vestido como damas de honor y que será compartido por todas.

No será fácil llegar a ese punto pero tampoco imposible. La novia debe marcar unas pautas según su propio vestido y el tipo de ceremonia y a partir de ahí es cuestión de ir buscando y poniéndose de acuerdo. Una opción bastante recurrente es que en común solo sea el color y que cada dama de honor pueda optar por un modelo de vestido distinto, y así seguro que no hay problemas porque podrán elegir aquel que mejor se amolde a su cuerpo y estilo de vestir.

Si se da la fortuna que a todas les gusta el mismo vestido, perfecto. El conjunto de novia y damas de honor quedará más armónico a la vista de todos los invitados.

Por norma general el vestido de dama de honor suele ser largo, buscando esa similitud de la novia que habitualmente lo lleva así, pero puede darse el caso de que sea corto. Eso sí, no hay opción al color blanco para una dama de honor y tampoco a un tono llamativo, más destinado a las invitadas. Lo mejor es optar por un color suave, tipo pastel, que pase elegantemente desapercibido y a la vez, junto a la novia, compartan esa delicadeza cromática visual. Malvas, azul cielo, gris claro… son los colores mayormente preferidos.

Una opción bastante recurrente es que en común solo sea el color y que cada dama de honor pueda optar por un modelo de vestido distinto.

Accesorios para invitadas y damas de honor

Tanto en el caso de las invitadas como en el de las damas de honor, los accesorios son muy importantes. A partir de la elección del vestido se podrá determinar qué tocados y otros complementos elegir en consonancia con éste. Ya sabemos que la extensión del vestido de invitada –corto para ceremonias de día y largo para las de tarde- viene determinada por la hora de la ceremonia. Pues bien, hay tocados que también siguen esta norma.

Las pamelas de las invitadas son un ejemplo que está ligado a las bodas de día y deben llevarse durante toda la ceremonia. Las hay grandes, que aportan ese halo de misterio a la invitada, o pueden ser tocados tipo casquete o pamelas más pequeñas. En ambos casos se juega con materiales y detalles decorativos diversos. Si eres una invitada que prefiere más discreción, existen tocados muy sutiles, como agujas de cabello, plumas, diademas y coronas preferentemente florales, etc.

Hay complementos de invitadas, como cinturones, guantes o chales que vienen determinados por el vestido. Déjate aconsejar por los profesionales donde hayas adquirido el vestido y seguro que acertarás. Los grandes pendientes son otro recurso bastante habitual en las invitadas.

En el caso de las damas de honor, la cabeza suelen llevarla bastante despejada o bien con el pelo suelto o con algún recogido. Los arreglos florales suelen ser los accesorios más vinculados a las damas de honor, haciendo de nexo de unión con el ramo de la novia. Por ejemplo, las damas de honor pueden llevar una versión mini de éste o las mismas flores del ramo en el cabello. Importante es el calzado, siendo recomendable no superar a la novia en altura.

Hay complementos de invitadas, como cinturones, guantes o chales que vienen determinados por el vestido. Los grandes pendientes son otro recurso bastante habitual en las invitadas.

Somnis de Boda te recomienda….

  • Ana Torres

  • Carla Ruiz

  • Cristina Tamborero

  • Cymbeline

  • Eduardo Acquaroni

  • Fernando Claro

  • Isabel Sanchís

By | 2018-04-06T13:00:32+00:00 abril 6th, 2018|Damas de honor|Sin comentarios

Suscríbete a nuestro Newsletter

Apúntate a nuestra lista y te mantendremos informada sobre las principales novedades del mundo de la novia

Gracias por registrarte en nuestro blog, para acabar, comprueba tu correo electrónico para activar tu suscripción.

Acerca del autor:

Deje su comentario

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.