//Lencería de novia

Lencería de novia

La lencería de novia podría decirse que es, junto con los zapatos, las siguientes prendas nupciales más importantes de una novia, por detrás de su vestido de novia. De hecho, además, su relación es tan estrecha que según sea el modelo de vestido, la lencería deberá responder a una serie de requisitos concretos (y lo mismo sucede con el calzado).

Hay novias que cuidan con muchísimo esmero la ropa interior que le acompañará ese día. Algunas lo tienen muy claro previamente al día D: “Yo quiero incluir un liguero”. “Los tirantes de mi sujetador llevarán unos pequeños brillantes”. “Mis braguitas no han de tener costuras para evitar que me marquen la forma” “Sin que nadie lo sepa, pero mi ropa interior será de color fucsia porque es mi color fetiche”… Son ideas que una novia puede tener en su cabeza sobre como será su lencería, antes incluso de tener la fecha de la boda.

Lo cierto es que una novia ya sabe que ese día, y sobre todo esa noche, va a ser muy especial. El momento en que se quedará a solas con su ya recientemente declarado marido, quiere que sean unos instantes románticos, sí, pero también excitantes y para ello quiere presentarse ante él con unas prendas lo más sensuales posibles que le sienten bien, que ella se vea radiante y segura, y que también incluyan ese toque sexy que tanto le va a gustar a su pareja. Pero a veces sucede que lo que tenemos en mente para la lencería de novia de ese día, no es posible llevarlo a la práctica.

Elegir bien la lencería de novia

Como decimos, el vestido de novia es el que marcará la pauta y ya se sabe que hasta que no tengamos éste elegido, no deberemos ponernos a pensar en la ropa interior, en la lencería. Porque, por ejemplo, un vestido de novia tipo sirena, que marca tanto la silueta, quizás exija llevar un body para ajustarla bien o unas braguitas sin costuras tipo fajita. O según sea el tipo de escote del vestido, el sujetador deberá responder a una forma u otra. Por el contrario, hay otros vestidos de novia, como los de corte princesa, cuyo modelo de falda deja bastante libertad a la hora de elegir la prenda interior de abajo; la de arriba dependerá del tipo de cuerpo elegido.

Es evidente que la lencería de una novia queda oculta bajo el vestido y podría pensarse, pues, que quizás se le da demasiada importancia. ¡Pero es que la tiene!

Que a nadie se le pase por alto que su papel es tan crucial que muchas veces depende de ella que el vestido luzca mejor o peor. Una mala elección de la lencería puede llevar al traste la visión de la novia y su vestido. Es así. Porque la braguita le apreta tanto que se le nota la línea, porque ese sujetador tipo push up es excesivo para ese escote, porque las medias debería haberlas elegido en un tono más natural y sin brillo…

Es por ello que elegir la lencería de novia no debe tomarse a la ligera y conviene dejarse asesorar por los especialistas. Existen tiendas exclusivamente dedicadas a estas prendas y la mayoría de firmas incluyen entre sus colecciones, las nupciales.

Lencería de novia clara, apuesta segura

Como decíamos, su elección ha de seguir el orden de “primero el vestido y luego la ropa interior o lencería de novia”. De hecho, cuando las pruebas del vestido estén empezando a avanzar, se le solicitará a la novia que traiga ya esas prendas para ver cómo quedan puestas y de qué manera influyen en el vestido. Porque los propios profesionales con los que hayas decidido confeccionar tu vestido, ese primer día que ya hayas elegido tu modelo, te recomendarán el tipo de lencería  de novia que mejor se puede adaptar. Tú entonces les puedes comentar esas ideas que tenías en la cabeza, esa ilusión que te hacía llevar una prenda, un detalle o un color determinado, y ellos te dirán si es posible o de qué manera se puede solucionar.

Es entonces cuando hasta la siguiente prueba, ya deberías empezar a buscar tu lencería de novia siguiendo dichas recomendaciones. Piensa que encontrarás lo que quieres, seguro. Hoy en día las colecciones nupciales de ropa interior son capaces de satisfacer todos los gustos y amoldarse a todo tipo de siluetas de mujer.

Además de los diferentes modelos de lencería de novia, con sus respectivas formas y piezas (sujetador y braguita, body, corset…), está la diversidad de tejidos (puntillas de encaje, seda, satén, encaje evasé, bordados de adorno, volantes de puntilla…) y en cuanto a colores, la elección es bastante limitada partiendo de la necesidad de un color claro para pasar lo más desapercibida posible debajo del vestido blanco. En marfil, blanco, crema, gris muy suave, beige, rosa nude, visón o el propio tono de la piel. Solo aquellas novias que no vistan de blanco, pueden permitirse una ropa interior de un color diferente.

Que no falte el liguero en tu lencería de novia

Pero si existe una pieza interior y característica en la lencería de novias es la liga. Por su carácter tan femenino y sensual y porque siempre se ha vinculado a la novia por aquella tradición de cortarla a trocitos y repartirla entre los invitados. Además, lo suyo es acompañarla del liguero si se usan medias cortas, una prenda muy poco habitual (y práctica, todo hay que decirlo!) en el día a día de las mujeres por más que nos guste, de ahí que lucirla ese día haga especial ilusión.

El liguero debe elegirse en la misma tonalidad que la ropa interior y que resulte muy cómodo, tanto que sientas que no lo llevas. Para la liga, se permiten ciertas libertades a la hora de decidir su color pero siempre suaves y discretos; hay quien aprovecha para incluir el azul, como uno de los indispensables de la novia ese día, normalmente en forma de lacito.

Cambia de lencería de novia la noche de bodas

La novia debe sentir que no lleva ropa interior debajo de su vestido de tan cómoda como debe ser. Porque el día es largo e intenso y no quiere -ni debe- estar pendiente de según qué cosas… hasta el momento en que se quede a solas con su ya marido. Conforme se acerca el momento, entonces recupera el pensamiento de esa lencería elegida con tanto cariño y detalle y está deseando mostrársela en todo su esplendor.

Es cierto que hay novias que para la noche de bodas, precisamente por todo el ajetreo vivido en el día, prefieren lucir otro conjunto de lencería totalmente nuevo y diferente que puede complementarse con alguna prenda tipo bata corta o kimono con el que cubrirse inicialmente. Otra opción son los camisones de seda o el conocido picardías. Todos los modelos son realmente sugerentes y muy bonitos y lo mejor es que los puedes aprovechar después cuando llegue la normalidad, es decir, la vida más allá de la boda.

Más sobre Lencería de novia

Elige también el bañador para tu viaje

En las tiendas de lencería seguramente encontrarás bañadores y biquinis, ya que muchas firmas incluyen ambos tipos de prendas entre sus colecciones. Y sucede que el bañadores y biquinis son imprescindibles para una novia, sobre todo, cuando se pone a pensar en su viaje de novios y en ese destino paradisíaco de playas y palmeras -nosotros te recomendamos las Islas Maldivas– que normalmente se incluye en todas las lunas de miel, o también para esa piscina de agua desbordante y maravillosas panorámicas urbanas.

Podrías aprovechar y mientras eliges la lencería, echarle un vistazo a la colección de bañadores y biquinis, decidirte por uno o más modelos, y dejar ya este tema zanjado de la a en esa cuenta atrás que marca tu vida estos meses.

Es fácil que haya alguna firma que te guste especialmente por la calidad de sus tejidos, por sus modelos, por los detalles… Y seguramente también incluirán accesorios a conjunto con el bañador, como pareos, toallas, etc.

Somnis de Boda te recomienda…

By | 2018-04-06T13:24:12+00:00 abril 12th, 2018|Novia|Sin comentarios

Suscríbete a nuestro Newsletter

Apúntate a nuestra lista y te mantendremos informada sobre las principales novedades del mundo de la novia

Gracias por registrarte en nuestro blog, para acabar, comprueba tu correo electrónico para activar tu suscripción.

Acerca del autor:

Deje su comentario

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.