El viaje de novios más romántico

//El viaje de novios más romántico

El viaje de novios a París

Elegir el viaje de novios a París es elegir una de las lunas de miel más románticas del planeta. Es la ciudad del amor por definición, llena de historias, glamour, rincones, imágenes y cultura. Tanto de noche como de día y en cualquier época del año, París enamora.

Novelas, películas y series de televisión muestran a la capital francesa como la capital más romántica, incluso por encima de Venecia. Su lujo, su luz, sus monumentos, sus amplias avenidas, sus calles, el sonido del idioma… te envuelven en una magia inexplicable.

París es uno de los principales destinos turísticos a nivel mundial. Se comenta que sigue siendo la capital del mundo que más visitantes recibe al año.

Tour Eiffel iluminada © Santiagobf

¿Por qué se conoce París como la ciudad de la luz?

No cabe duda que la capital francesa es una de las ciudades más bellas del mundo, romántica y elegante. Pero este apodo tiene varias teorías:

  • Cuando en el s. XVII, los visitantes a la ciudad se quedaban maravillados con el primer alumbrado público del mundo, creado realmente para frenar la alta tasa criminalidad callejera.

  • Otra teoría es la que deriva del fenómeno de La Ilustración en el s. XVIII, donde París era la capital mundial de la filosofía, el pensamiento político y la cultura y protagonizó el denominado Siglo de Las Luces.

  • La tercera historia, nos lleva al s. XIX , cuando en 1830 se implanta el alumbrado de gas.

Existen varias teorías sobre porqué se conoce a París como la Ciudad de la Luz. ¡Verla de noche es uno de los mayores espectáculos románticos que existen!

La Ópera © Comunikate

Sea como sea, es cierto que París gusta de día y enamora de noche y vista desde el aire, cuando llegas o te vas en el avión, es una panorámica que no olvidarás jamás, especialmente cuando entre todos los edificios sobresale la Torre Eiffel iluminada. Y ya no digamos cuando está al pie de ella, de noche, ¡la visión es fascinante!

Pero si de noche es bonita, de día París fascina aún más, especialmente por su arquitectura tan característica, con sus tejados de pizarra, sus frisos, sus edificios neoclásicos… Callejear es la principal recomendación que exige esta ciudad, siempre cámara en mano, y con el metro cuando se quiera adelantar terreno por el suburbano. ¡Dejaros empapar por la vida de los parisinos!

Cosas que hacer y ver en París

Sí, lo sabemos, la lista es interminable, pero os proponemos algunas ideas:

  • La Torre Eiffel: verla desde cualquiera de sus ángulos es espectacular. Iluminada de noche te deja la piel de gallina. Y subir a ella es cita obligada. Quizás el momento más romántico es ver la puesta de sol, con París a vuestros pies. En cualquier caso, no os podéis perder la panorámica urbana de la ciudad desde las alturas, bordear todo el perímetro de la torre y visualizarla a 360º. Y si la subida ha sido en ascensor, para bajar, animaros a hacerlo por las escaleras mientras disfrutáis de las vistas a través del entramado de hierro de su estructura que podréis tocar con las manos. Nunca antes habrás estado tan cerca del corazón de la Torre Eiffel.

  • Champs de Mars: un maravilloso jardín público para pasear y encontrar un momento de tranquilidad a los pies de la Torre Eiffel. Es un clásico tumbarse sobre el césped y simplemente dejar pasar el tiempo mirando la silueta de la torre recortada sobre el cielo.

Champs de Mars París © Comunikate
  • Montmartre: pasear por sus callejuelas empedradas, con vistas panorámicas de París (ya que está a 130 metros de altura), Montmartre es una de los barrios más encantadores de la ciudad. Además de estar ubicada la Basílica del Sagrado Corazón, es conocido como el barrio de los pintores. Es muy típico encontrarlos pintando al aire libre y vendiendo sus obras, además de poder visitar numerosas galerías de arte. Los restaurantes y cafés de esta zona también tienen mucho encanto. Y ya que estáis por esa zona, por qué no ir al Moulin Rouge, el cabaret más importante de París. Podéis ver un espectáculo o, simplemente visitar el lugar.

Paseo por el río Sena

Nôtre Damme de noche © Santiagobf

Es otra de las visitas obligadas, o mejor dicho de los paseos obligados, aunque en este caso iréis mecidos por las aguas. Vosotros sencillamente os tenéis que relajar y dejaros llevar disfrutando de todo lo que veáis a un lado y otro del río.

Este paseo cruzando una parte de la ciudad en barco es sumamente romántico y os permite verla desde otra perspectiva, especialmente los diferentes monumentos, como la Catedral de Nôtre Dame, con sus dos torres góticas cuadradas tan características. Y, si os apetece, podéis optar por cenar a bordo de uno de los restaurantes-barcos, a la luz de las velas y escuchando música tranquila.

Durante el crucero por el Sena también os llamará la atención la cantidad de gente que acude a sus orillas para tomar el sol, leer, pasear a sus mascotas, reunirse con los amigos y hacer un pic-nic. El ambiente es muy agradable, sobre todo en época estival.

Y si lo vuestro son los museos, no os podéis perder el Louvre, el Museo de Orsay y el Centro Pompidou. Pero si hablamos de romanticismo, ir al Museo Rodin para visitar “El Beso” entre otras esculturas, así como el jardín secreto del Hotel Particulier, que es una residencia privada.

Por su parte, la Île de la Cité es un paseo destacado por la ciudad de París, ya que podréis ver muchas cosas interesantes. En ella se encuentra la citada Catedral de Notre Damme, la Iglesia Sante Chapelle y la Conciergerie. En la Île de la Cité, también encontraréis el Puente Nuevo (el más antiguo de París), el Palacio de Justicia, el Hotel Dieu (el más antiguo de la ciudad), la Prefectura de Policía, el Tribunal de Comercio, el Memorial a los Mártires de la Deportación, el mercado de flores y pájaros, la Rue Chanoinesse y las plazas Vert-Galant, Juan XXIII y Dauphine. Lo bonito y curioso es que para poder acceder a esta isla urbana hay que hacerlo por cualquiera de los ocho puentes que la comunican con el centro de París.

Durante el crucero por el Sena también os llamará la atención la cantidad de gente que acude a sus orillas para tomar el sol, leer, pasear a sus mascotas, reunirse con los amigos y hacer un pic-nic.

EuroDisney: quereros y disfrutar como niños

Eurodisney París © Comunikate

No podéis ir a París de viaje de novios y no visitar el famoso parque de atracciones de EuroDisney. Reservaros un día para escaparos allí. El transporte hasta el parque es rápido y desde la capital francesa no os daréis cuenta y ya estaréis montados en alguna de las montañas rusas. Sacaros el paso de un día, madrugar y quedaros hasta que cierren.

Sus espectáculos y atracciones ocuparán vuestras horas entre besos románticos y miles de fotografías (incluidas con los personajes famosos de la factoría Disney!), y no os podéis perder la cabalgata ni los fuegos artificiales, dos de sus mayores atractivos.

Podéis seguir esta pequeña guía que os hemos organizado para vivir el París más romántico, pero también debéis dejaros llevar y descubrir vuestro propio París. Sea como fuere, seguro que no os aburriréis y será un viaje que no olvidaréis jamás.

Entrada a Eurodisney © Comunikate

Una escapada, aunque sea de un día, al parque de EuroDisney es obligado en vuestro viaje de novios a París. Disfrutaréis como niños, genial como sensaciones ahora que vais a empezar vuestra vida en común como adultos.

Au revoir © Comunikate

No te olvides que puedes organizar tu viaje de novios a París a través de Saem Viatges, agencia asociada a la marca BtheTravelBand.

By |2018-06-18T14:09:43+00:00agosto 23rd, 2018|Luna de miel|Sin comentarios

Suscríbete a nuestro Newsletter

Apúntate a nuestra lista y te mantendremos informada sobre las principales novedades del mundo de la novia

Gracias por registrarte en nuestro blog, para acabar, comprueba tu correo electrónico para activar tu suscripción.

Acerca del autor:

Deje su comentario

For security, use of Google's reCAPTCHA service is required which is subject to the Google Privacy Policy and Terms of Use.

If you agree to these terms, please click here.